lunes, 4 de febrero de 2019

Dan la tercera llamada en Málaga para iniciar el 36 Festival de Teatro con 90 pases de 42 obras



María Esther Beltrán Martínez Fotos: Cortesía del Teatro Cervantes

Málaga, España.- El 36 Festival de Teatro en Málaga  tiene previsto la presentación de 42 obras con 90 pases que disfrutará el público. Los escenarios del Teatro Cervantes y Echegaray  está listo para recibir a las compañías como: La Fura, Teatro de la Abadía, La Cubana e intérpretes de la altura de la primera actriz; Concha Velasco, el primer actor; José Sacristán, Kiti Mánver, Javier Gutiérrez, Juan Echanove, entre otros.

Como sucede a principio de año Málaga presenta su festival de teatro para deleitar al público con las puestas en escena de buenas compañías y talento de primeros actores y actrices como de los jóvenes que destellan en el escenario.

La capital de la Costa del Sol recibirá en poco más de cinco semanas una buena parte de lo mejor de la cartelera nacional, una densa programación de comedias, dramas y adaptaciones literarias y cinematográficas para la escena que coincidirá con siete estrenos absolutos.

Las premières de El Espejo Negro (Espejismo), Tenemos Gato (La perra), Caramala (La plaga), Nuevo Teatro Musical (Verne: futuro y ficción) o La Teta Calva (Qué pasó con Michael Jackson) comparten cartel con montajes muy esperados en la ciudad.

En ésta edición, se ha empezado con un plato fuerte Señora de rojo  sobre fondo gris del escritor  español Miguel Delibes.

La historia nos presenta a Nicolás, un pintor con años en el oficio, lleva  tiempo sumido en una crisis creativa y personal. Desde que murió de forma imprevista su mujer no ha podido volver a pintar.  En el escenario bien plantado vemos al primer actor  José Sacristán en un monólogo de más de una hora nos introduce a la vida del `pintor que sufre y vive la pena de ver como su esposa se le declara una repentina enfermedad que le condujo, sin nadie poder suponerlo a una muerte inesperada a los 48 años.

Sacristán vive el papel y transmite la alegría de los días felices que vivió Nicolás, como el dolor y la angustia ante la pérdida de su joven esposa. Se reencarna en el personaje y transmite los sentimientos vividos hace cómplice al público.

Durante más de  una hora describe a su mujer y deja ver lo fuerte que era, una dama que impresionaba en los negocios y era fuerte en situaciones desesperadas como las que vivieron cientos de familias al ver a sus hijos arrestados durante el mandato de Franco.

Una mujer que no se quejó y llevó con tranquilidad su destino, mientras que Nicolás sufría el no poder dar una respuesta a la situación que pasaban.

Es un monólogo lleno de temperamento, emociones y talento. Sacristán, sin duda primer actor de la escena española que es un lujo ver en escena. Un hombre con temperamento y con la casta de los buenos actores.

El público disfruta, ríe, llora y guarda silencio (si la tos se lo permite) en momentos claves del monólogo. Una puesta en escena adaptada , dirigida y producida por José Sámano. Aunque en los créditos de adaptación también aparece Sacristán.

Sin duda disfrutar de la buena actuación es punto de referencia para este festival que tiene preparado obras que han llenado salas en diferentes ciudades de España.

Sacristán fue ovacionado por varios minutos y agradeció el cariño del público y recomendó se cuidarán debido que un elemento que sobresalió por parte del público fueron los tocidos y qué decir de alguno que no apaga el celular y deja que suene durante la función. Sin duda es una falta de respeto que aún no entienden muchos.


viernes, 25 de enero de 2019

La Strada, Euria y Juntos ovacionadas el segundo fin de semana del 36 Festival de Teatro de Málaga


María Esther Beltrán Martínez  Fotos: Cortesía Festival de Teatro

Málaga, España.-   El 36 Festival de Teatro de Málaga continúa con éxito, a pesar del mal tiempo y  bajas temperaturas, el público disfruta de buenas producciones. La calidad de la esta edición deja buenos momentos para recordar. La Strada, Euria y Juntos han sido ovacionadas y destacan por la calidad actoral y su producción.

Con dos funciones La Strada,  dirigida por  Mario Gas, introduce al público a la cinta de Federico Fellini. Gerard Vázquez  adapta el guión original de la película, firmado por Fellini y Tullio Pinelli.  Verónica Echegui y Alfonso Lara abordan el reto de emular las memorables interpretaciones de Giuletta Massina y Anthony Quinn.

Desde que se entra al patio de butacas nos reciben Gelsomina, Zampanó y El Loco. Entre ellos usan la mímica para señalar al público que va buscando sus lugares. Bajan del escenario y interactúa con el público.

No hay tercera llamada, la historia que vive el público comienza cuando una muchacha ingenua y tranquila es vendida por su madre a Zampanó, un forzudo de circo, bravucón y violento, para que le ayude en su espectáculo ambulante. Entre ellos surge un atisbo de amor que no consigue aflorar a causa del orgullo de él y de la timidez de ella. Ambos comparten una profunda soledad y una vida de marginación, desarraigo y miseria, hasta que se encuentran con El Loco, otro artista circense que provocará los celos de Zampanó y, con ello, un trágico desenlace. La poesía y la miseria para reflejar la Italia de la posguerra.

La actuación es soberbia que nos muestra la vida trágica de tres personajes que sobreviven del teatro ambulante. Verónica Echegui, transmite la inocencia, el dolor, el amor y la desesperanza. Mientras que Alfonso Lara nos muestra un hombre violento que vive en la lucha por el pan diario y por temor a la responsabilidad pierde la oportunidad de compartir su vida con una mujer. Alberto Iglesias es equilibrista quién da respuestas a la existencia de  Gelsomina. 

Gas expresa que trata de poner en escena la triste y demoledora historia de tres personajes perdidos en sí mismos y en el mundo que les ha tocado vivir. El circo como metáfora. La tierra deprimida como argolla que atenaza, La supervivencia, el miedo, la alineación, el hambre, la desolación. Tres personajes enfrentándose a la miseria y convertidos en juguetes que aman , poseen, temen y se diluyen en la nada...

Euria (Lluvia) es un montaje de Markeliñe etiquetado con el prestigioso Premio FETEN 2017 al Mejor Espectáculo. Teatro visual y danza para todos los públicos que con metáforas visuales, humor y poesía. Un paraguas colgado como recuerdo en un perchero. Un personaje sumido en la tristeza por la pérdida de un ser querido. Otro paraguas, roto y abandonado, que nuestro personaje decide arreglar sin saber que, desde ese momento, su vida empieza a cambiar.

Fernando Barrado, Natalia García y Loar Fernández llevan al público, y al más estricto de todos: los niño.  Lluvia habla de lo que sentimos cuando queremos algo y lo perdemos. Y que estas circunstancias de la vida también deberían ser explicadas en la infancia.

Una buena producción con elementos visuales que mantiene la atención del público, y hacen posible que disfruten de casi una hora de movimientos y se mantenga el silencio en la sala. 

Y  Juntos una comedia de calidad con el tema central del cuidado de enfermos mentales. Una obra francesa que es adaptada y dirigida por Juan Carlos Rubio y Luis Miguel Serrano. Carlos Rubio. Melani Olivares, Gorka Oxoa, Kiti Mánver e Inés Sánchez dan vida a una familia que nos lleva a meditar sobre las relaciones familiares y los problemas que tienen que enfrentar cuando la falta de comunicación hacen que se malentiendan acciones que son difíciles de comprender. 

En un escenario rotativo, el público observa la vida de una madre que vive con su hijo enfermo y cómo con la llegada de su hija, que no ve desde hace años, se ve obligada a vivir momentos difíciles que tienen que superar juntos. 

Juntos es la comedia que hace que el público se mantenga atento y cambie de estados de actitud: de risas, a un silencio extremo o dejar escapar una lágrima. 

El Festival de Teatro de Málaga sigue con éxito y sin duda alguna muestra lo mejor de las artes escénicas de España. 




Dale un click a los enlaces y disfruta de algunas de las escenas de esta maravillosa obra.
Si te ha gustado esta nota, dejanos tus comentarios.